(+57-1) 6132164 / 6133089 / 6132027 (+57-1 ) 3182151563
info@ehr.com.co
ENG - ESP
Síguenos:

Usualmente se habla de la vida de un incendio en términos de la evolución de la temperatura en el compartimiento. En esta ocasión se hablará del desarrollo de un incendio donde no se realiza ningún intento de controlarlo.

Ignición

La ignición es un proceso químico exotérmico. Es decir una reacción que desprende calor. Puede darse de manera directa por un fósforo, una chispa, u otras fuentes; o de manera espontanea por acumulación de calor. El proceso de combustión que acompaña una ignición puede ser con llamas o humeante, también conocida como combustión sin llamas.

Crecimiento

Seguido de la ignición el incendio puede crecer de manera ultra rápida a lento. Esto depende del tipo de combustible presente, las condiciones de ventilación, y la interacción con los alrededores. El crecimiento siempre se dará de manera exponencial. Un incendio sin llamas es lento y produce cantidades peligrosas de productos tóxicos. Puede suceder que por falta de suficiente oxigeno, calor, o combustible el incendio se autoextinga en este punto. Con incendios de llama el crecimiento suele ser muy rápido, al igual que su esparcimiento. Los incendios con suficiente oxigeno presente se suelen denominar como controlados por el combustible.

Flashover

Flashover se le llama a la transición del periodo de crecimiento a un incendio totalmente desarrollado. No es un termino preciso, existen variaciones en la literatura de como determinar el periodo de flashover. Suele aplicarse el criterio a un compartimiento donde la temperatura es mayor a 500-600°C, o donde el flujo de calor de radiación es 15 a 20 kW/m2, o que las llamas sobresalen por las aperturas del compartimiento. Es un mecanismo que se asocia con una inestabilidad térmica.

Incendio totalmente desarrollado

En esta etapa la liberación de calor alcanza su punto máximo. Usualmente se ve limitada por el oxigeno disponible. Por lo cual esta etapa suele conocerse como controlada por la ventilación. Usualmente se genera una acumulación de gases combustibles en el techo del compartimiento, a medida que estos gases dejan el compartimiento arden, por esto se ven llamas saliendo por las aberturas y afectando las fachadas. La temperatura en el compartimiento en esta etapa se espera que sea muy alta, entre 700 y 1200 °C

Decaimiento

A medida que se consume el combustible, la tasa de liberación de calor disminuye,  y la temperatura del compartimiento también decae. El incendio puede sentir una transición de controlado por la ventilación a control por combustible. Es decir que ya no tiene combustible disponible para seguir ardiendo y por lo tanto empieza una fase de autoextinción.

Referencias:

  1. Karlsson, B.; Quintiere, J. Enclosure fire dynamics. 2000. p. 17-19
Infografía
5/5
Autor

Lorena Cifuentes.
Ingeniera Química
Departamento de Diseño
EHR S.A.

Compártelo en tus redes sociales

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario