(+57-1) 6132164 / 6133089 / 6132027 (+57-1 ) 3182151563
info@ehr.com.co
ENG - ESP
Síguenos:

Curiosidades

Capítulo 1 | Deadpool

Hoy damos un nuevo paso en nuestros contenidos, esta publicación está orientada a encontrar diferencias entre la realidad y la ficción en una película donde ronda el espectáculo de Hollywood, efectos impresionantes, explosiones cargadas de impactos que complementan la experiencia de ir a cine, aunque en muchas ocasiones son solo eso, efectos diseñados para incrementar la experiencia, que poco o nada tienen que ver con la realidad. Es ciencia ficción, llevada desde lo imaginario, pasando a lo espectacular, inclusive en ocasiones rayando con lo inverosímil. En esta oportunidad queremos aprovechar esas situaciones para mostrar lo que realmente sucede, entender la realidad nos da criterio para enfrentar desde el conocimiento momentos particulares. A Hollywood dejémosle lo suyo “el espectáculo “.

De antemano gracias por seguir leyéndonos, día a día nuestro equipo se esfuerza y crece para brindar a ustedes nuestros lectores, contenido de calidad, útil e interesante.

Recurso 2

Se puede encender un fósforo en una cámara sin oxígeno.

Recurso 3

Debe haber mínimo un 16% de oxígeno para tener una llama.

Recurso 2

El fuego se propaga en un ambiente 100% de oxígeno.

Recurso 3

Para propagar una llama se requiere una mezcla de oxígeno y combustible.

Recurso 2

Se puede incendiar un barril de keroseno con una colilla de cigarrillo

Recurso 3

El keroseno debería estar a más de 37°C, expuesto al aire y tener una fuente de ignición acorde.

Análisis Técnico

Capítulo 1 | Deadpool

El triángulo del fuego referencia los elementos mínimos necesarios para mantener una llama. Sin embargo, la mezcla de estos elementos debe estar en las proporciones adecuadas y bajo las condiciones indicadas para poder mantener y propagar un incendio. Los tres elementos son oxígeno, presente en el aire, combustible y suficiente calor para elevar la mezcla a su temperatura de ignición. Las mezclas de combustión hacen referencia a la relación aire-combustible, estas determinan el rango en el que se presentará una ignición. El contenido de oxígeno del aire de combustión varia con la altitud, la temperatura, la posible dilución por vapor de agua ambiental y/o el enriquecimiento por adición de oxígeno. Usualmente se requiere que el aire contenga más de 16% de oxígeno para mantener y propagar una llama. Por otro lado, el contenido de combustible lo determina el límite inferior y superior de inflamabilidad. Estos hacen referencia a la concentración más baja o alta de un gas o vapor en el aire capaz de producir un destello de fuego en presencia de una fuente de ignición. Los límites varían con el combustible, la temperatura y la presión. En otras palabras, una llama se presenta y se propaga bajo condiciones muy específicas, al manipular de la manera correcta uno de los parámetros se puede extinguir un incendio.

Compártelo en tus redes sociales

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Para brindarte un mejor contenido. Ayúdanos a saber más de ti.

Para brindarte un mejor contenido. Ayúdanos a saber más de ti.

Por Favor diligencia nuestra encuesta