Blog No. 8 -¿Rociadores, deberían ser obligatorios en todos los edificios?

¿Rociadores, deberían ser obligatorios en todos los edificios?

Uno de los temas más discutidos en el mundo de la ingeniería contra incendio es la obligatoriedad del sistema de rociadores en todos los edificios, es decir, no solo en industria, oficina, hoteles, como lo plantea la National Fire Protection Association (NFPA) 13 (Norma para la instalación de rociadores), sino también en casas, apartamentos, colegios, universidades, entre otros. Parece ser una discusión sencilla cuya respuesta es, . En otras palabras, si los rociadores ayudan a salvaguardar la vida de los ocupantes deberían ser obligatorios en todos los edificios, sin embargo, esta discusión tiene una variedad de matices que resultan en una respuesta dependiente del contexto. Este artículo pretende mostrar los diferentes puntos de vista y proponer en que contextos debería ser obligatorio la instalación de rociadores.

A pesar de la larga historia de los rociadores y su alta popularidad es sorprendente que no se cuente con un dato exacto de su efectividad. A pesar de esto, muchas jurisdicciones imponen el uso de protección activa en las edificaciones, cuyo mayor representante son los rociadores. Han existido ejemplos donde los rociadores cumplieron su función de manera efectiva y han logrado controlar incendios que de otra manera habrían acabado en tragedia, como el incendio del One Meridian Plaza en Filadelfia, estados unidos. Sin embargo, existen también ejemplos donde en lugar de mitigar el incendio, este fue exacerbado, dando lugar a una tragedia mucho más grande, como es el caso de la empresa manufacturera de alfombras The Milliken.

Según un estudio basado en los sistemas que fueron operados durante algún incendio, la efectividad de los rociadores varía entre el 70% y 99%. La mayoría de los rociadores fallan en operar porque se encuentran fuera de servicio. Por otro lado, los rociadores son ineficientes al operar cuando el agua no es suficiente para controlar el incendio, o cuando es subdimensionado el sistema. Estas razones están ligadas, y dentro de sus causas fundamentales se encuentra un cambio en la ocupación y el peligro. Recordando que la capacidad del sistema se basa en la suposición de este factor. Si la ocupación cambia, cabe la posibilidad de que el sistema instalado no sea el adecuado, lo cual reduce la efectividad de los rociadores. El dato de efectividad presentado debe tomarse con cautela, este varía de acuerdo a la jurisdicción, es decir, con la variación de prácticas de diseño, instalación, mantenimiento e inspección.

Otros estudios de la NFPA han concluido que los rociadores son altamente efectivos. NFPA reportó una disminución del 87% en la tasa de mortalidad en las propiedades que contaban con rociadores. De igual manera la tasa de civiles heridos disminuyo en 27% y la tasa de bomberos heridos también cayó un 67%. En incendios lo suficientemente grandes para operar los rociadores, se activaron 92% de las veces. Y fueron efectivos en controlar el incendio el 96% de las veces que se activaron. Es decir, 88% de las veces operaron y fueron efectivos. El 60% de las veces que no operaron fue porque el sistema estaba fuera de servicio. Este estudio esta basado en todos los incendios registrados en estados unidos. Sin embargo, solo el 10% de los edificios contaban con rociadores. Es decir, la muestra en que el estudio esta basado es muy pequeña y las conclusiones podrían ser no representativas de la realidad.

Por otro lado, el gobierno de escocia realizo un estudio para evaluar el beneficio /costo del uso de rociadores. Ellos encontraron que la exigencia de rociadores en casas unifamiliares el costo resulta muy alto. En cuanto a un edificio de apartamentos, el beneficio / costo dependería de la disponibilidad del suministro de agua. Si la jurisdicción permite unirse a la red de acueducto, el beneficio del sistema estaría en el límite inferior, pero sería viable. En el caso de Colombia esto aún no es posible, no existe reglamentación al respecto.

Es importante recordar que el objetivo principal de los sistemas de protección contra incendio es salvaguardar vidas. Por esta razón, la estrategia general de prevención esta basada en redundancias y se genera un balance entre protección activa y pasiva, evitando la dependencia en un solo sistema para cumplir dicho objetivo. Contrario a lo que se puede imaginar, la protección pasiva, aunque es inherentemente más confiable, debido a que no requiere ninguna intervención para operar, no necesariamente ofrece un mayor nivel de seguridad. La mayor debilidad de este tipo de sistemas es la instalación. Se debe contar con un equipo competente que asegure la correcta instalación de sellos en las aberturas de las paredes corta fuego, puertas corta fuego, etc.

De igual manera al medir la efectividad del sistema de rociadores es necesario recordar que esta rara vez se instalan como un sistema aislado. De hecho, si el edificio tiene un sistema de rociadores, se espera que, cuente con un sistema de detección, alarma, monitoreo, sistema de compartimentación y un plan de evacuación. Esto hace que los rociadores sean inherentemente más seguros que la protección pasiva, debido a la combinación de sistemas. Lo que significa que, los edificios están más seguros debido a la combinación de sistemas y no por la alta efectividad de los rociadores.

En conclusión, la instalación de rociadores por si solos no es una estrategia de protección efectiva. El uso de rociadores debe estar integrado con otros sistemas de protección para que se genere una verdadera seguridad contra incendios. Por otro lado, la instalación de estos no asegura su funcionamiento durante el incendio, por esto es necesario realizar mantenimientos del sistema de forma periódica. De igual manera, se debe verificar que el sistema instalado sea apto para la ocupación y riesgo existente, y en caso de cambiar, se debe evaluar la adecuación de estos. En cuanto a la instalación en viviendas, se debe evaluar el beneficio /costo de estos sistemas, pues en muchos casos, como Colombia la prohibición de unirse a la red de acueducto hace que este sistema requiera una inversión económica muy alta, y solo unos pocos pueden acceder a él.

En EHR S.A. contamos con la experiencia y excelentes profesionales capacitados para asesorarlo en el diseño e instalación de sistemas de rociadores, así como, en el diseño e instalación de protección pasiva.

Para mayor información acerca de nuestros servicios y productos por favor póngase en contacto con nosotros, con gusto haremos parte de su proyecto.

Referencias

  1. Optimal Economics. The Scottish Government. Research project to review the cost effectiveness of sprinklers in residential properties – Final report. 2015.
  2. Poon, L. The 9th Asia-Oceania symposium on fire science and technology. Assessing the reliance of sprinkler for active protection structures. 2013. Vol. 62. Pgs. 618-628.
  3. Ahrens, M. National Fire Protection Association. Research. U.S. Experience with sprinklers. 2017.
  4. Frank, K.; Gravestock, N.; Spearpoint, M.; Fleischmann, C. Fire Science Reviews. A review of sprinkler system effectiveness studies. 2013. 2:6.

Editora.
Lorena Cifuentes.
Ingeniera Química
Departamento de Diseño EHR S.A.

Deja un comentario