Sellos Cortafuego
¿Cuándo y cómo utilizarlos?

Diferentes normas de protección contra incendios como la americana (National Fire Protection Association – NFPA 101), la británica (Approved Document B, Vol. 2) e incluso la colombiana (NSR-10, Capítulos J y K) hablan de la necesidad de compartimentar los espacios para evitar la propagación del fuego al interior de las edificaciones. Para esto se requiere que todos los elementos cortafuego tengan continuidad, por eso las aberturas, penetraciones o juntas en muros o pisos con resistencia al fuego deben sellarse de tal manera que la resistencia al fuego de la edificación no sea dañada. Estos elementos de protección pasiva se dividen en sellos cortafuegos y juntas cortafuegos. Los sellos cortafuego son un material ignífugo que se utiliza para sellar las perforaciones pasantes en los muros, comúnmente se instala en pasantes de tuberías eléctricas, pasantes PVC, ductos de aires, entre otros. Las juntas cortafuego se utilizan para restituir la resistencia al fuego de las estructuras, las más comunes son juntas entre muro y placa, juntas entre muros, juntas entre estructuras y muros de drywall. Este artículo profundizará en los diferentes sistemas de sellos cortafuego. 

Para implementar el sistema de sellos cortafuego en perforaciones se deben realizar diferentes pasos, primero se debe determinar la localización y la resistencia al fuego requerida. De acuerdo con NFPA 5000 – Building Construction and Safety Code, todas las perforaciones que se realicen en barreras cortafuego deben estar protegidas con un sistema de sellos cortafuegos que tenga la misma clasificación de resistencia que la barrera, adicional a este requerimiento, no pueden ser una clasificación menor a una hora, con algunas excepciones. Como segundo paso, se debe elegir el sistema adecuado a las necesidades, para esto se deben considerar tres cosas; primero el tipo de barrera, es decir determinar si es horizontal o vertical y cuál es el objetivo de instalarla; segundo, definir los elementos de construcción, no funcionará igual un sello cortafuego que se probó en concreto y se instala en drywall; finalmente, precisar qué tipo de elemento está atravesando la barrera, tubería metálica, cables eléctricos, ductos de ventilación, entre otros. Cada sistema de sello cortafuego será listado para el tamaño de abertura específico y el material que atravesará la barrera.

Por otro lado, se encuentran los sistemas de juntas cortafuego en el perímetro de las barreras. Este sistema es mayormente utilizado en edificios de gran altura, cuya fachada es autoportante, es decir independiente de la estructura resistente del edificio. En este tipo de construcción, la losa del piso no se extiende hasta la pared exterior, sino que los separa un sistema combustible de aislamiento, esto crea una junta por donde se puede pasar el fuego y el humo. Por esta razón se requiere que en el perímetro de la losa de piso en cada planta se instale un sistema de sellos elásticos para limitar la propagación de incendios. En este tipo de sistemas de sellos cortafuego, existen dos parámetros a tener en cuenta. El primero, el tamaño de la junta máxima permitida entre la losa del piso y la fachada autoportante. Y el segundo, es definir las capacidades de movimiento vertical.

Finalmente, cuando se unen dos elementos de construcción se crea una junta por la cual pueden propagarse el fuego, el humo, o el calor, lo que reduce la efectividad de la barrera, para estos tipos de configuraciones se utilizan los sistemas de juntas cortafuego entre uniones. Para evaluar esos sistemas se deben tener en cuenta tres factores, primero la configuración de los elementos de construcción, muro y placa, muro y muro, estructura y drywall. Segundo, se debe considerar la capacidad de movimiento, es decir, si la junta cortafuego debe ser estática o debe tener capacidad de movimiento; en otras palabras, ser dinámica, esta situación se aprecia en la unión muro-placa, debido a la expansión del concreto los sellos deben ser dinámicos, y se debe considerar la probabilidad de propagación de humo. Finalmente, se debe considerar el tamaño de junta en donde se instalará el sello, este normalmente varía entre 5 y 60 cm.

En conclusión, los sistemas de sellos y juntas cortafuego se utilizan cuando existen aberturas por donde puede facilitarse la propagación de calor, humo o fuego. Son indispensables cuando la compartimentación cumple una función importante dentro de la estrategia de protección contra incendio de la estructura. Como principio fundamental se busca que exista una continuidad de las barreras cortafuego, pero esto no siempre se logra en la construcción por esta razón, si se debe perforar una barrera cortafuego para pasar alguna tubería o cableado, si se tiene una edificación de fachada autoportante o si se realiza una unión entre elementos para formar una barrera cortafuego es obligatorio utilizar un sistema apropiado de sellos cortafuego.

En EHR S.A. contamos con la experiencia y excelentes profesionales capacitados para asesorarlo en  la  elección e instalación de sistemas de sellos cortafuego, así como, en el  diseño de otros sistemas de protección contra incendios pasivos como puertas cortafuego. 

Para mayor información acerca de nuestros servicios y productos por favor póngase en contacto con nosotros, con gusto haremos parte de su proyecto.

Referencias 

  1. National Fire Protection Association. NFPA 5000. Building Construction and Safety Code. Quincy, Massachusetts. 2018 English Edition. 
  2. National Fire Protection Association. NFPA 101. Life Safety Code. Quincy, Massachusetts. 2018 English Edition. 
  3. Hossein, D. Fire Protection Handbook. National Fire Protection Association. Quincy, Massachusetts. 2018 English Edition. 
  4. Reglamento Colombiano de Construcción Sismo Resistente. NSR-10. Titulo K – Requisitos Complementarios.  

Autores:
Lorena Cifuentes
Ingeniera Química 
Departamento de Diseño EHR S.A. 

Luis M. Rodríguez Gómez
Arquitecto 
Residente de Obra EHR S.A.

Deja un comentario