Los incendios del sur de California afectan el lujoso barrio de Bel Air de Los Ángeles

Los residentes del lujoso barrio de Bel Air, en Los Ángeles, están bajo amenaza de uno de los incendios forestales que en los últimos días se están registrando en el sur de California.
Hasta este jueves, unas 200 hectáreas ya han sido consumidas por ese fuego, el cual solo ha sido contenido en un 5%.
Los fuertes vientos, aunados al ambiente seco, han convertido a las regiones boscosas del sur del estado en un infierno.
Más de 4.000 bomberos intentaban desde el miércoles apagar los distintos incendiosactivos en los condados de Ventura y Los Ángeles, donde el fuego ha forzado la evacuación de miles de personas.

El incendio más reciente, bautizado con el nombre de Skirball, comenzó a arder el miércoles de madrugada y ya ha afectado algunas de las lujosas mansiones del barrio de Bel Air.

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, informó que este incendio dañó hasta ahora 11 construcciones de las cuales al menos cuatro quedaron destruidas. Todas ellas eran viviendas.

La tarde del miércoles, los bomberos ayudaron a retirar algunos objetos de valor de las mansiones amenazadas por las llamas.
El barrio es el hogar de celebridades y empresarios como Beyoncé y Elon Musk.
El cantante Lionel Richie canceló una presentación en Las Vegas la noche del miércoles, pues dijo que estaba “evacuando a su familia a un lugar más seguro”.
Una gran finca y un viñedo propiedad de magnate de los medios Rupert Murdoch que también estaba en la zona de amenaza sufrió algunos daños.

Alerta máxima
Las autoridades emitieron una alerta color púrpura el miércoles, el aviso de riesgo más alto en la escala del estado.
Ken Pimlott, director de respuesta a incendios de California, dijo no había “ninguna posibilidad de luchar contra los incendios” debido al fuerte viento que está propagando las llamas.
A última hora del miércoles no había información sobre posibles víctimas mortales o heridos, pero la alerta se mantenía vigente.
El distrito unificado de escuelas de Los Ángeles anunció que las clases quedan suspendidas para el resto de la semana. Los centros sanitarios más cercanos a las llamas fueron desalojados.

Patricia Moore, una residente de Los Ángeles de 84 años, era una de las personas evacuadas.
“Ayer estaba (el fuego) más al norte, pero esta mañana nos despertó y estaba al este de nosotros”, dijo a la agencia AFP.
“Escuchamos los camiones de bomberos antes de las seis de la mañana, y dijimos ‘tal vez deberíamos empezar a poner nuestras cosas en el auto”, dijo antes de marcharse.
Rápida propagación de las llamas

El primero de los fuegos, que se originó el lunes en el condado de Ventura, se propagó más allá de la autopista principal, la 101, y llegó hasta la costa del Pacífico.
“Estamos todavía en medio de un duro combate contra el fuego”, dijo Robert Welsbie, el portavoz del departamento de bomberos de Ventura.
“Si se levantan más vientos, estaremos ante un gran desafío”.
Más de 150.000 personas fueron evacuadas de sus hogares y unas 12.000 construcciones están bajo la amenaza del fuego. Alrededor de 260.000 hogares se quedaron sin electricidad.

fuente:http://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-42260746#_=_

Deja un comentario